playa-1

Un recorrido por las mejores playas de España

03/06/2018

De las rías y acantilados de Galicia, Asturias y el País Vasco a la escarpada Costa Brava; de las idílicas calas baleares y levantinas hasta las interminables playas andaluzas… España suma casi 8.000 kilómetros de costa con playas de gran belleza natural y encanto ribereño, para todos los gustos.

playa-catedrales
La Playa de las catedrales
Está considerada como una de las playas más bonitas de Europa. Y no le faltan razones para ello. Ubicada en la costa gallega, en el municipio lucense de Ribadeo, la playa de Aguas Santas –bautizada turísticamente como la playa de las Catedrales– es un monumento natural único. El mar Cantábrico ha esculpido en sus acantilados de pizarra todo un repertorio arquitectónico de arcos de hasta 30 m de altura, columnas, bóvedas, grutas y largos pasillos de arena, a modo de catedral del mar gótica, solo apreciables a pie de playa durante la bajamar. Durante los meses de verano es preciso solicitar una autorización de acceso gratuita.

playa-muro
Playa de Muro
Es una de las playas más largas de las Islas Baleares, con más de 5 km. Está ubicada en el municipio de Muro, al norte de la isla de Mallorca, en un privilegiado espacio dentro del Parque Natural de S’Albufera, rodeada de bellas dunas, marismas donde conviven especies únicas de aves y peces, caminos con pinares y bosques de enebros, y aguas transparentes y tranquilas. Las grandes dimensiones de este arenal de fina arena dorada permiten que en él podamos encontrar desde algunas de las playas más vírgenes y mejor conservadas de la bahía de Alcúdia, hasta pueblos marineros a su ribera, con pequeñas casas encaladas y calles de arena, como en la zona de Es Capellans.

playa-bolonia
Playa de Bolonia
En el punto más meridional de Europa y más cercano a África, el litoral gaditano está repleto de preciosas y amplias playas de arena, esculpidas por la fuerza del viento de Levante. Sin duda, una de las mejores playas de la provincia la encontramos en Tarifa, el destino por antonomasia de surferos y. Se trata de la playa de Bolonia, una playa salvaje de difícil acceso, pero el hermoso paisaje dunar con el que cuenta, sus románticas puestas de sol, sus pequeñas calas con piscinas naturales formadas por las rocas, y las cercanas ruinas de la antigua ciudad romana de Baelo Claudia son alicientes más que suficientes para visitarla.

playa-ribadesella
Ribadesella
El río Sella desemboca en la playa de Ribadesella creando un estuario de los más bellos de Asturias. La ría perfila una gran curva y suavemente se mezcla con el mar. Se trata de un delta que, además, añade a la playa su dimensión náutica, pesquera y recreativa. Destino vacacional de la monarquía y la alta burguesía española en el siglo XIX, se encuentra flanqueada por villas, palacetes y chalets modernistas, con torres, miradores acristalados y terrazas que le confieren una estampa única. En su entorno inmediato también podemos recorrer el Parque Natural del Malecón, un humedal de gran riqueza ecológica, e incluso un yacimiento con restos jurásicos.

playa-carbo
Platja d’es Carbó
Situada cerca del faro de Ses Salines, frente a diversos islotes naturales, encontramos el conjunto de playas más paradisíacas de Mallorca, la Platja d’es Carbó, un aislado y extenso paisaje dunar de finísima arena, cubierto de posidonias, liríos blancos de marina, pinos, sabinas y acebuches. Este paraíso virgen a pocos minutos de la civilización, es únicamente accesibles a pie y ofrece maravillosas vistas naturales y aguas cristalinas, en las que durante la temporada de verano fondean los yates de la familia real española y de adinerados turistas en busca de tranquilidad y exclusividad.

playa-granadella
Cala Granadella
Se ha colado en los de las playas más bonitas de España en los últimos años, pero la alicantina cala Granadella lleva años siendo uno de los secretos rincones más codiciados por lugareños y visitantes de la zona, gracias a su espectacular belleza mediterránea. Se trata de una cala rústica de aguas cristalinas situada en la zona más meridional del municipio de Jávea, en la Marina Alta. Es uno de esos pequeños tesoros que ofrece la costa mediterránea, cuyo difícil acceso la libra de las ordas de turistas estivales.Esta pequeña cala de grava y roca, con aguas cristalinas y protegida por acantilados, se convierte también en un paraíso para practicar submarinismo.