sliderklm

NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA CONQUISTAR AL VIAJERO DEL FUTURO

01/12/2017

El mundo de los viajes ha sufrido una revolución con la incesante irrupción de nuevas tecnologías, obligando a las empresas del sector a adaptarse a las expectativas de los nuevos viajeros. Todos han tenido que subirse al carro de la innovación, aunque han sido las compañías aéreas las que han liderado los avances en materia de desarrollo tecnológico relacionado con la atención del usuario. Compañías entre las que destacan algunas aerolíneas pioneras como KLM, que ha apostado con fuerza por innovadoras tecnologías como la realidad aumentada, la biometría, la robótica, la inteligencia artificial o la realidad virtual, aplicadas a novedosos sistemas capaces de ofrecer servicios antes ni siquiera imaginables. El viaje del futuro se conjuga ya en presente…

klm1Aunque parezca cosa del mañana, ya forma parte del día a día para los viajeros de KLM el poder reservar billetes vía Messenger mediante una conversación con BlueBot (BB), un bot autodidacta y con personalidad propia; facturar desde cualquier lugar a través de su smartphone; ver las cabinas y los asientos antes de volar, gracias a la realidad virtual; y disfrutar de un impactante sistema de entretenimiento a bordo “Inflight”; el poder descargarse prensa de manera gratuita en la App “KLM Media”; e incluso el prolongar la experiencia una vez terminado el vuelo con la KLM “Care Tag”, una etiqueta inteligente con un dispositivo de audio y un módulo GPS que, basándose en su ubicación, proporciona a los viajeros consejos y recomendaciones sobre Ámsterdam, ofrecidos por los propios tripulantes de cabina, en tiempo real.

La aplicación de innovadoras tecnologías permite a la aerolínea KLM ofrecer servicios antes ni siquiera imaginables

A la misma velocidad que el avance de las tecnologías, KLM ya ofrece otros innovadores serviciosklm2 como el “Happy Flow” -ya disponible en sus vuelos desde Aruba y en fase de prueba en el aeropuerto de Ámsterdam-, que gracias al reconocimiento facial permite pasar las puertas de embarque y controles de inmigración sin demoras. La aplicación de la robótica ha dado vida a sorprendentes personajes como el robot Spencer de KLM -que el año pasado estuvo en fase de prueba en el aeropuerto de Ámsterdam- y era capaz de escanear las tarjetas de embarque y guiar a los viajeros hasta su puerta de embarque. En un futuro, se podrían ver otros desarrollos como los asientos inteligentes que, utilizando tecnologías como NFC o los sensores inteligentes, podría integrar las preferencias de los pasajeros en cuanto a confort y entretenimiento, y éstos podrían definirlas a través de sus teléfonos móviles. De igual manera, en un futuro, con el Internet de las cosas a bordo, la cabina también será más inteligente y la tripulación podrá utilizarlo para comprobar, por ejemplo, si los asientos están en posición horizontal y los cinturones abrochados. Además, en el avión del futuro cualquier superficie podrá convertirse en una plataforma de entretenimiento a bordo…

KLM se ha ganado una reputación como precursora en el área de servicios de redes sociales

klm3Pionera en redes sociales
KLM Compañía Real Holandesa de Aviación se ha ganado una reputación también como precursora en el área de servicios de redes sociales. Cuenta con más de 25 millones de seguidores en Facebook, Messenger, Twitter, LinkedIn, WeChat y KakaoTalk, donde ofrece a sus clientes una ventanilla única las 24 horas del día, en nueve idiomas, incluidos el chino y el español.

La aerolínea holandesa abrió el camino como la primera compañía aérea en ofrecer a sus clientes confirmación de reservas, notificación de facturación, tarjetas de embarque y actualizaciones del estado del vuelo en Messenger, Twitter y en su cuenta verificada de WhatsApp Business; y es la primera aerolínea fuera de China que proporciona esta información en WeChat, donde también ofrece contenido de marca y ofertas comerciales, además de permitir el pago mediante WeChat Pay a los millones de usuarios activos al mes que tiene la red social preferida por los chinos.