slider-hotel

MONT CERVIN PALACE La “gran dama” de Zermatt

11/02/2019

Abrió sus puertas en 1851 como uno de los primeros hoteles de lujo de los Alpes. Hoy en día, y tras una profunda renovación en 2012, el mítico Mont Cervin Palace sigue erigiéndose como el referente del lujo tradicional alpino en la idílica localidad de Zermatt, a los pies del majestuoso monte Cervino.

Ubicado a la sombra del poderoso Matterhorn, Zermatt es mucho más que una estación de esquí, es un destino de montaña de primer nivel, lleno de historia y de paisajes únicos. Parte de esa historia la conforma el mítico hotel Mont Cervin Palace, conocido como “La gran dama de Zermatt” por su glorioso pasado y relevante presente.

Situado en pleno corazón de Zermatt, este hotel de lujo del siglo XIX ofrece la elegancia y señorío de un “cinco estrellas”, con el ambiente relajado de un hotel clásico sin ínfulas de grandeza. El pintoresco encanto y la cálida hospitalidad de este hotel se percibe incluso antes de llegar a él, al ser recibidos sus huéspedes por un carruaje rojo tirado por caballos para transportarlos desde la estación de tren hasta el hotel, situado a solo 300 m. Y es que este bello pueblito alpino se preserva como un santuario virgen para esquiadores, hasta el punto de no permitir la circulación de vehículos.

El referente del lujo tradicional alpino en la idílica localidad de Zermatt

hotel-1El ambiente especial de Mont Cervin Palace vive del contraste entre su majestuosa apariencia exterior y su calidez interior, potenciada no solo por su cálida decoración, sino también por su cercano y profesional servicio. Es uno de esos hoteles en los que recordarán tu vino favorito, colocarán una almohada extra en tu habitación o tendrás una reserva hecha en tu restaurante favorito sin tener que pedirlo…

Las 51 habitaciones y 99 suites de Mont Cervin Palace están decoradas en distintos estilos, desde el alpino rústico hasta el moderno lujoso, todas ellas con vistas imponentes de la cordillera Mischabel, el Edelweiss o el Matterhorn.

En el edificio principal y Villa Margherita se encuentran las habitaciones de estilo alpino, decoradas con telas claras y todas las comodidades. Conectado al edificio principal por un túnel subterráneo se accede a Le Petit Cervin, donde se emplazan las habitaciones y suites de estilo chalet, con madera del piso al techo y telas rústicas. Y para toda la familia, las suites del Résidence ofrecen amplios apartamentos familiares decorados con colores suaves y chimeneas.

El ambiente especial de este hotel vive del contraste entre su majestuosa apariencia exterior y su calidez interior

El repertorio culinario de este hotel es otro de sus grandes reclamos. Un “El Dorado” para los gourmets, donde podrán disfrutar de la cocina mediterránea con una estrella Michelin del Ristorante Capri; de un recorrido culinario por el mundo en el sofisticado Le Restaurant; de las mejores parrillas en Grill Le Cervin; de la exclusividad del Chef’s Table por Harry; de la mejor cocina japonesa en el Restaurante Myoko o de la intimidad del restaurante rústico Carnotzet, ubicado en la bodega de Lehotel-2Petit Cervin, disponible para fiestas privadas a la luz de las velas, con paredes de piedra y pino suizo.

Esa misma calidez invade el coqueto bar Joseph’s, donde se puede disfrutar de deliciosos cócteles, charlar o tomar una copa después de cenar, bajo la envolvente melodía de la música de piano y guitarra en directo.

Uno de los lugares con más encanto de este hotel lo encontramos en el Davidoff Lounge, el refugio favorito de los aficionados a los cigarros, donde el tiempo parece detenerse mientras se disfruta de un buen Habano al calor de un fuego crepitante.

Para relajarse tras un día en las pistas no hay mejor destino que el Wellness & Spa de este hotel. Un espacio de bienestar de más de 1.700 m2 con magníficas vistas a las montañas de Zermatt. Las instalaciones cuentan con varias piscinas, saunas y baños de vapor, un gimnasio con entrenadores personales, una sala de descanso con tumbonas climatizadas y diferentes salas de masajes y tratamientos corporales y faciales.

El enclave perfecto para disfrutar del encanto alpino unido a la tradición hotelera de lujo desde hace más de 150 años

Cuando el tiempo acompaña, el pequeño solárium que hay frente al hotel resulta perfecto para sentarse y observar el colorido bullicio de la calle Bahnhofstrasse, plagada de bares, restaurante y tiendas.

hotel-3Las opciones que ofrece Zermatt para el ocio y el deporte son inagotables y el atento servicio de concierges de Mont Cervin Palace se muestra siempre solícito y encantado de aconsejar a sus huéspedes y ayudarles a organizar cualquier actividad en la zona: practicar esquí, snowboard, senderismo y paseos en trineo o con raquetas de nieve en sus más de 700 km de pistas y rutas; hacer escalada en hielo acompañados de escaladores profesionales; patinar sobre hielo en pistas naturales o artificiales e incluso visitar alguna de las bodegas de esta región vinícola…

El enclave perfecto para disfrutar del encanto alpino y la legendaria hospitalidad suiza, unido a la tradición hotelera de lujo desde hace más de 150 años.

Bahnhofstrasse 31, Zermatt (Suiza)
www.montcervinpalace.ch