faber_slider

FABER-CASTELL De instrumentos de escritura a iconos de arte

09/10/2018

Es el fabricante de lápices más antiguo del mundo. Con más de 250 años de historia, Faber-Castell ha conseguido elevar el lápiz de mero instrumento de escritura a icono de arte y creatividad. Sus famosos lapiceros verdes son un referente en el mundo de las artes gráficas, y su modelo de negocio, sustentado por el buen hacer y astuta adaptación a los nuevos tiempos de ocho generaciones de la misma familia, han logrado posicionar en lo más alto a esta empresa alemana.

faber_1Faber-Castell es una de las compañías industriales más antiguas del mundo. Más de 250 años de experiencia avalan su posición privilegiada en el sector de las artes gráficas. Pionera en procesos de producción industrial, su historia se remonta a principios del siglo XVIII, cuando Kaspar Faber estableció, en 1761, su negocio de fabricación de lápices en Nuremberg (Alemania).

En sus 250 años de historia, Faber-Castell ha respondido de forma aleccionadora a múltiples cambios económicos, sociales, industriales y tecnológicos

La empresa fue adquiriendo fama y consolidándose con el paso de los años, llegando a convertirse en una precursora de la globalización cuando el barón Lothar von Faber se hizo cargo de la empresa en 1839, modernizando radicalmente las operaciones. También se le atribuye el ser un hombre de negocios con una conciencia social inusual para la época y la responsabilidad de otros hitos, como el de inventar el lápiz hexagonal, marcar los lápices con el nombre de la compañía “A.W. Faber” y crear subsidiarias comerciales alrededor del mundo.

En 1905, la nieta del barón, Otillie de Faber, contrajo matrimonio con el conde Alexander zu Castell-Rüdenhausen, surgiendo así el nombre de la marca “Faber-Castell”, cuyos productos, con el símbolo de los caballeros en justa medieval, se convirtieron en un éxito internacional. Entre ellos, los clásicos lápices verdes Faber-Castell 9000 y los lápices artísticos de colores Polychromos. Este matrimonio mandó también construir en Stein, cerca de Nuremberg, el famoso castillo Faber-Castell, un ejemplo extraordinario de la mejor arquitectura Jugendstil (art nouveau) que hoy en día recibe miles de visitas.

Sus creaciones excelsas han marcado a varias generaciones de artistas

El negocio siguió floreciendo y la compañía extendió sus plantas de producción. Sin embargo, la irrupción defaber_2 las grandes guerras y la gran depresión del siglo XX significó la pérdida de estas plantas. Pero la empresa soportó todos estos envites y más… A lo largo de su historia, Faber-Castell ha respondido de forma aleccionadora a múltiples cambios económicos, sociales, industriales y tecnológicos. Tanto, que su caso se estudia en la Harvard Business School como ejemplo de firma bicentenaria que sobrevive exitosamente en la actualidad.

Hoy en día, Faber-Castell es una de las compañías industriales más antiguas del mundo, pionera en compromiso medioambiental y responsabilidad social, representada en más de 120 países, con 8.000 empleados, una producción de 2.000 millones de unidades al año y unos ingresos anuales que superan los 600 millones de euros.

Su línea de lujo, Graf von Faber-Castell, está gestionada directamente por el actual conde Charles von Faber-Castell

faber_3Faber-Castell renueva constantemente el mercado con innovaciones, pero también sigue marcándose el reto de redescubrir excepcionales instrumentos de escritura de tiempos pasados, fabricados artesanalmente con materiales naturales, y acercarlos hasta nuestros días con diseños atemporales y empleando la más moderna tecnología. Así lo demuestran algunas de sus creaciones actuales más exclusivas, como la colección de la línea de lujo Graf von Faber-Castell, gestionada directamente por el actual conde Charles von Faber-Castell.

En la actualidad, Faber-Castell y Graf von Faber-Castell ofrecen una gama de más de 2.000 productos: plumas estilográficas, bolígrafos, rollers, ceras, gomas de borrar, portaminas, afilalápices, compases, accesorios en piel natural, productos de Bellas Artes para artistas y principiantes… y, por supuesto, sus icónicos lápices de madera. Creaciones excelsas que han marcado a varias generaciones de artistas, desde Aleksandr Solzhenitsyn hasta Günter Grass, pasando por Karl Lagerfeld o el mismísimo Vincent van Gogh.