carmina-slider

CARMINA SHOEMAKER Un referente mundial del calzado de lujo artesano

03/06/2018

La calidad de sus materiales, su impecable diseño y su fidelidad a los métodos de trabajo artesanales tradicionales, han convertido a Carmina Shoemaker en una de las más distinguidas casas de zapatos del mundo, a la altura de grandes nombres de la zapatería clásica como Church’s, Allen Edmonds, Alden o Crockett&Jones. Una firma balear que abandera el lujo artesanal español entre los grandes “connoisseur” y su exquisita y fiel clientela alrededor del mundo.

Cinco generaciones después, la historia de tradición artesanal de la familia Pujadas sigue más viva que nunca

carmina-2La historia de la familia Pujadas es un relato de tradición artesanal y pasión por la calidad, que cinco generaciones después sigue más vivo que nunca. Todo comenzaba en 1866, con la apertura de un pequeño taller de zapatos hechos a medida en Mallorca, por Matías Pujadas. Su hijo Mateo continuó su labor y, en 1905, abrió una de las primeras fábricas de zapatos “cosido Goodyear” en las Islas Baleares. Algunos siglos después, José Albaladejo Pujadas, bisnieto del pionero, tras formarse con los mejores zapateros de Florencia, decidió fundar en Inca una de las mayores empresas zapateras de España, que en los años 80 llegó a fabricar un millón de pares de zapatos al año. Pero no fue hasta 1997 cuando José Albaladejo fundó -junto a su mujer y algunos de sus hijos- Carmina Shoemaker, con la inquietud de poner en común todos los conocimientos técnicos y artísticos acumulados tras varias generaciones zapateras, y con la ilusión de fabricar solo zapatos de “cosido Goodyear” de calidad tanto para hombre como para mujer.

En poco tiempo, Carmina Shoemaker se ha convertido en una de las más distinguidas casas zapateras del mundo, gracias a su concepto de pequeñas producciones, manufacturadas con pasión por maestros artesanos del calzado, utilizando solo los mejores materias primas: Shell Cordovan de Horween, los mejores Box-Calf franceses, las suelas curtidas tradicionalmente por Remdenbach Jr., o exclusivas pieles exóticas como el alligatore, el lagarto o pitón.

Sus zapatos personalizados se convierten en piezas únicas, codiciadas por los amantes del calzado más selecto

Todos sus zapatos están fabricados con el tradicional cosido goodyear de la mano de maestroscarmina-1 artesanos que cuidan con especial cariño cada una de las fases de producción de las piezas, deslumbrando con el ejercicio de tradiciones artesanales que creíamos pérdidas.

Carmina Shoemaker cuenta hoy en día con tiendas propias en París, Nueva York, Singapur, Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca. Además, compite en algunos de los mejores escaparates de Europa, Asia y EE.UU. con los más reconocidos zapateros ingleses; con la diferencia que Carmina Shoemaker fabrica el zapato cosido goodyear con la misma técnica y perfección, también para la mujer.

La fórmula magistral de Carmina Shoemaker pasa por un escrupuloso respeto del proceso de fabricación con una apertura a nuevas formas comerciales y a un público joven cada vez más numeroso, para el que Marlenne Albadalejo -al frente del área de diseño- ha conseguido zapatos con un espíritu tradicional diferente, que aun siendo de moda, se conservan actuales temporada a temporada.

carmina-3En la actualidad, Carmina Shoemaker dispone de una colección permanente, fuera de los dictados de las colecciones de temporada, con 520 modelos, entre caballero (botines, oxfords, bluchers, monks y loafers) y señora en su línea Ready to Wear. La gama de productos se completa con una línea de cinturones para caballero y señora elaborados con las mismas pieles empleadas para el calzado.

Cada modelo de zapato de Carmina, además, cuenta con múltiples combinaciones potenciales, fuera de la colección, en función de la horma, color, tipo de piel y de suela; que se traducen en pedidos Made to Order que permiten al cliente final personalizar sus zapatos, convirtiéndolos en piezas únicas y codiciadas por los amantes del calzado más selecto.